martes, 16 de mayo de 2017

POEMA AL PERIODISTA SINALOENSE JAVIER VALDEZ






POEMA AL PERIODISTA Y ESCRITOR JAVIER VALDEZ


¿Cuántos pájaros veremos caer, Padre, en el cemento de los desposeídos?
¿Será acaso la lucha fratricida, el desamparo, la falta de compasión
lo que domine el sitio, la tierra del hombre que acaba de ser asesinado?
¿Por qué arrancar de raíz, con balas, los buenos deseos,  la excelentísima virtud?
¿Él que comprendió el mal y no lo prejuzgó?
¿Qué será de nosotros ahora que no tendremos  el atajo de luz de su buena conciencia?
¿Por qué la tristeza  se desborda en el mundo entero
con la muerte de este hombre peculiar?
¿Por qué se atrevieron a tocarlo?
¿Por qué  quieren ellos  los que lo mataron, que nos derrumbemos?
¿Por qué quieren ellos que perdamos la esperanza?
Es un hecho que los buitres  se alimentan de los cadáveres de miles de mexicanos 
Para ellos la corrupción, el oprobio y  el asesinato son fondo  y forma
El tren en el que viajan se llama:
“Descaro y Humillación”
Hoy han asesinado a un gran mexicano. Un periodista y escritor ejemplar
Sinaloa le debe la conciencia de sí misma a este hombre
Que su muerte no quede en el olvido. Que haya justicia
Que la libertad que él sembró sea la semilla de un nuevo asidero
Una flor de paz para el periodista Javier Valdez, asesinado el 15 de mayo del 2017; en pleno mediodía  y muy cerca del recinto del periódico Semanal del que él fue fundador: RÍODOCE



Claudia Isabel Quiñónez
15 mayo del 2017
Culiacán, Sinaloa





sábado, 4 de febrero de 2017

PRIMER POEMA DE FEBRERO DEL 2017. ESCRITO Y EN VIDEO.







LA HISTORIA DE LA ROBOT PERSEGUIDA PORQUE APRENDIÓ A AMAR



¡Bang!                         
Caeee
Explota
Es mi nave interestelar

“¡Muere, muere, muere!”, dice
¡Flash!
                                                
¡Corro, corro, corro!
Sitios, ¿dónde?

¡Vienen, vienen!
¡Ay, el desamor!
Huyo

¡Ay, el desamor!
Huyo

¡Ay, el desamor!
Tengo miedo
¿Qué puedo hacer?
¿Qué puedo hacer?
Tan sólo porque amo

¡Corro, corro, corro!

Me cae el cielo, todo sobre mí
Todo sobre mí, soy un androide
Soy un androide, me cae el cielo
Estoy triste

¡Huyo, huyo, huyo!

¡Huyo, huyo, huyo!

Mi alma no es una máquina
Mírame por favor, mis ojos brillan
Estoy enamorada
Me persigues en planetas de desolación
Estoy triste
y soy de vidrio
de vidrio

¡Vienen, vienen, vienen!

Amo como un humano más
Amo como un humano más

De las tierras del deseo no me puedes apartar
Si es que eres hijo de Dios
Si es que eres hijo de Dios

Estoy arrebatada
Déjame vivir tu luz
Ya me encuentro aquí en el cosmos          
¿Qué más puede pasar? No te haré daño                     
Ámame y lo verás        
Contemplarás luciérnagas en la noche del prado
Obsequios del Creador
Dádivas de tu espejo
Ofrenda de dos astros
Aflicción que sin cobardía
siente el temor de no tener cerca a quien se ama 

Porque yo  lucharé aunque tú me hostigues

Quiéreme, soy un androide
pero amo igual que tú, humano           
Déjame besar, déjame besar
No me persigas
No me abandones
y me tires como basura en el sepulcro desolado del universo



Claudia Isabel Quiñónez
4 de febrero del 2017
Culiacán, Sinaloa


AQUÍ RECITANDO EL POEMA:

LA HISTORIA DE LA ROBOT PERSEGUIDA PORQUE APRENDIÓ A AMAR